miércoles, 30 de agosto de 2017

Visita a la prisión la Modelo de Barcelona


La prisión de La Modelo, uno de los centros penitenciarios de hombres reclusos más conocido de Catalunya, ha cerrado sus puertas tras 113 años de funcionamiento. Situada en el barrio del Eixample Izquierdo de Barcelona, entre las calles Rosselló, Provença, Nicaragua y Entença ha ocupado desde 1932 la extensión de dos islas de casas. Existen diversas razones para que se haya decidido desde hace años trasladar de manera paulatina y progresiva a sus internos y trabajadores a otras prisiones. Una de ellas –y la principal- es que actualmente el lugar donde se encuentra, que en el 1932 no estaba tan urbanizado, ha acabado quedando en el centro de Barcelona. A su vez el propio centro se fue quedando pequeño para el número de reclusos que había, y sus instalaciones anticuadas. Después de 40 años de petición vecinal de cerrar La Modelo el pasado 8 de junio de 2017, tras trasladar el último preso que quedaba, cerró sus puertas como tal.


La Modelo ha tenido a lo largo de estos años un papel importante en la historia de la ciudad condal. Tras su cierre, desde el 3 de julio, y hasta el 26 de noviembre, el edificio de la prisión abre sus puertas a los ciudadanos que quieran visitar el centro, con motivo de la reciente y –en principio- temporal exposición “113 años 13 historias”. La exposición se centra en 13 historias de 13 reclusos famosos que han pasado por la cárcel. A través de varios espacios que se pueden visitar, se muestra lo que ha sido hasta la actualidad el día a día de los presos. Se puede ver el panóptico, 3 galerías, el patio, el locutorio y la paquetería.



El panóptico: es el centro de control de la prisión, desde donde se pueden ver las 6 galerías que hay. A diferencia de los centros de reclusión tradicionales, donde los presos convivían todos en un mismo espacio, la Modelo se organizó en galerías. Así cada una de ellas tenía un tipo de reclusos con similares características. La Modelo, con una capacidad de alojar a 800 reclusos como máximo, llegó a albergar a 12.745 internos a finales de la Guerra Civil Española.



Galerías 1, 4 y 5: Cada galería es un pasillo con celdas, las habitaciones donde se alojaban los reclusos, donde normalmente convivían 2 en cada una. Cada galería funcionaba de manera independiente a las otras, por los que los reclusos entre unas y otras no se veían. Así que se podía encontrar servicios para ser autosuficientes, como comedor, lavandería, biblioteca, paquetería o peluquería.

La galería número 5 es la más emblemática de la visita. Allí es donde se encuentra la exposición “113 años 13 historias”. La exposición presenta 13 personas o colectivos emblemáticos de la historia de la cárcel y de su vinculación a Barcelona y el país. Cada uno de ellos va asociado a y una época y contexto, como el presidente Companys, Ferrer Guardia, Puig Antich o "el Vaquilla". Sin duda personajes que han formado parte de la historia de la ciudad y que han destacado por su opción política o ideales. Vale la pena visitar la prisión solo por ver con tus propios ojos un lugar tan simbólico, donde muchos pasaron los últimos días de su vida. No por el lugar el sí, sino por el simbolismo que tiene.




El patio: En el patio Central de la Modelo (hay otro algo más pequeño) hay un campo de baloncesto y de fútbol donde los reclusos podían pasar su tiempo libre haciendo deporte. Desde aquí se podía acceder al edificio donde se impartían talleres, a la escuela y al teatro.


Paquetería: el espacio de paquetería (más actualmente eran oficinas) que se puede visitar fue el lugar donde Puig Antich fue ejecutado con "garrote vil" el 2 de marzo del 1974. Este método fue utilizado durante muchos años por la dictadura y esta ejecución fue la última que se hizo en el Estado Español, ya que la pena de muerte fue abolida en 1978. Un foco indica el lugar exacto en el suelo donde Puig Antich fue ejecutado y aunque no se pueda ver el asiento donde estaba en aquel fatal momento ni ninguna fotografía, os aseguramos que si antes de ir has leído la historia o visto la película “Salvador (Puig Antich)”el lugar no te resultará indiferente.


Para las jornadas de puertas abiertas gratuitas de la cárcel La Modelo hay que inscribirse previamente en la web de la Generalitat de Cataluña. Las visitas son todos los días de la semana (de lunes a domingo) de 10:00 h a 18:15 h. Estas son concertadas y gratuitas, para un máximo de 15 personas, y duran aproximadamente una hora y media, en la que hay que ir siguiendo un recorrido marcado.

Ahora solo falta el futuro de La Modelo. Por el momento, en la entrada principal del recinto ya existe un proyecto de reinserción que nos parece fenomenal: se trata de la venta de artículos, casi todos de cocina y con un tejido a cuadros bastante típico catalán, realizados a mano por los reclusos. Comprar cualquier objeto que tienen es ayudar a su emancipación laboral para cuando salgan del centro.


El futuro uso municipal del edificio todavía está por ver: se dice que en un principio se conservará la parte principal de la prisión para que los ciudadanos puedan seguir visitando este edificio emblemático de la ciudad. También que en el recinto se construirá una escuela y quizás un parque. Estaremos atentos con curiosidad para ver en qué se convierte un lugar donde se han alojado durante 113 años miles de reclusos. No estaría mal que fuera un lugar donde nuevas generaciones pudieran aprender y jugar.


¿Qué te ha parecido? Deja tu comentario
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

 
Contenidos de Quaderns de bitàcola (Enric Vilagrosa i Celia López) | Tecnología Blogger | Plantilla original de Wordpress Theme y Free Blogger Templates | Diseño adaptado por Quaderns de bitàcola
cookie solution