miércoles, 4 de julio de 2018

Ruta del Titanic en Belfast


Durante nuestra estancia en Belfast, en Irlanda del Norte, pudimos ver algunos de los lugares icónicos de la ciudad e hicimos una ruta por los murales de Belfast, testimonio del reciente conflicto de Irlanda del Norte entre protestantes y católicos.

Como nos apasiona tanto la historia reciente como la antigua del país, no podíamos perdernos la visita al Titanic Belfast, un museo sobre la historia del famoso trasanlántico "Titanic" que nos sorprendió, tanto por su arquitectura como por su interior con galerías interactivas que hacen vivir una auténtica experiencia “a bordo del Titanic”.



Historia del Titanic

RMS Titanic era el segundo de tres transatlánticos de la compañía inglesa White Star Line que pretendían dominar el negocio de los viajes transoceánicos a principios del siglo XX. Se trataba del barco de pasajeros más grande y lujoso de la época, junto con el RMS Olympic.

En su primer viaje entre Southampton (Gran Bretaña) y Nueva York, en la noche del 14 a la madrugada del 15 de abril de 1912 se topó con un iceberg, lo que provocó su hundimiento y la muerte de 1.515 personas (de un total de 2.224). El siniestro del Titanic se convirtió en uno de los naufragios más famosos de la historia, sobretodo (y tristemente) porque muchos de sus pasajeros pertenecían a una clase alta adinerada y era la primera vez que ocurría una catástrofe de esa magnitud en un barco de tales dimensiones.



Titanic Belfast (Museo del Titanic)

Si te gusta la historia y/o has leído o visto alguna de las muchas películas que se han llevado a la pantalla grande sobre la catástrofe del Titanic van a disfrutar visitando el Titanic Belfast. Y no solo los mayores, sino también los niños, ya que el museo cuenta con varias galerías interactivas que seguro que a los más pequeños de la casa les va a encantar explorar.


Con un exterior metalizado y en forma de proas de barco, el Titanic Belfast destaca por ser un edificio con una arquitectura muy moderna y por tener unas magníficas instalaciones. Se encuentra  en el mismo puerto de Belfast donde el Titanic se construyó y se dirigió hacia Southampton. Su visita no te dejará indiferente: se trata de la atracción más grande del mundo sobre el famoso barco y su coste fue de casi 100 millones de libras, así que ya puedes imaginar que si su exterior es impresionante el interior no decepciona. Belfast ha apostado fuerte por invertir en explicar la historia del Titanic, imaginamos que también con el objetivo de ser (tristemente, una tragedia) el principal reclamo turístico de la ciudad.



En el interior del museo hay nueve galerías interactivas donde se explica la historia del barco: desde su construcción y las condiciones de vida de las personas que trabajaron en él, pasando por recrear su interior con los tipos de clases de camarotes (primera, segunda y tercera), las salas más lujosas e incluso se puede hacer un recorrido por las salas de máquinas del barco con una especie de coches dirigidos. Pero esta es solo una de las actividades interactivas con las que grandes y pequeños disfrutan de la visita.






En una de las salas también se pueden ver los carteles de las películas que han recreado en la pantalla grande el naufragio del Titanic.


En este video puedes hacerte una idea de cómo es una visita a Titanic Belfast (fuente: web de Titanic Belfast)


SS Nomadic

Se trata de un ferry de vapor que se encuentra justo delante del Titanic Belfast, fue construido en 1911 y es similar al famoso Titanic, aunque de dimensiones mucho más pequeñas. Se puede visitar el interior y exterior del barco y con la misma entrada incluso tienes la posibilidad de disfrazarte de época.


La dársena del Titanic

En el Puerto de Belfast, a un corto paseo del Museo del Titanic, encontramos uno de los lugares más importantes de la leyenda del RMS Titanic, para nosotros incluso más simbólico que el museo: la dársena Thompson, el lugar donde se construyó el Titanic y desde donde partió hasta Southampton, con destino a Nueva York.



El logro de la ingeniería de la época eduardiana se conserva casi perfectamente dentro de la estación de bombeo. Los visitantes tienen la oportunidad de descender los 44 pies hasta el fondo del muelle, donde el Titanic estuvo por última vez en tierra, y experimentar la escala del barco más famoso del mundo.



La presa de la dársena donde se construyó el Titanic aparece en una foto antigua expuesta en el museo. Pasado y presente del mismo lugar:



Información práctica para el viajero


Ruta a pie del Titanic en Belfast:


Web Museo Titanic Belfast: http://titanicbelfast.com/
Precio entrada: 18,50 libras
Dirección: 1 Olympic Way, Queen's Road, Titanic Quarter, Belfast

Web Nomadic Belfast: http://www.nomadicbelfast.com/
Precio entrada: 7 libras

Web Titanic's Dock (Dársena del Titanic): http://www.titanicsdock.com/
Precio entrada: 4 libras


¿Qué te ha parecido?Deja tu comentario
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

martes, 19 de junio de 2018

Consejos básicos para viajar con un bebé


Si eres un viajero empedernido y quieres seguir disfrutando de tu hobby favorito con el/la pequeño/ña de la casa, VIAJAR, nosotros te animamos, te alentamos, y te aseguramos que hay muchos motivos para viajar con un bebé. Los vas a descubrir por ti mismo (o más bien te los hará descubrir tu bebé) desde el momento en que decidas coger carretera y manta y hacer lo que más te gustará a partir de este momento: viajar en familia. Si decides hacer un viaje en avión, no te pongas nervioso/a, te aconsejamos que leas el artículo Consejos para viajar en avión con un bebé. Verás que después que después de la experiencia verás que es más fácil de lo que parecía y seguro que si todo sale como esperabas, vas a repetir muchas veces más.


Para que te sea más fácil, a partir de nuestra experiencia de viajar en familia, hemos recogido estas recomendaciones básicas para viajar con un bebé. Esperamos que te sean útiles:

Climatología

Escoger destino es uno de los puntos más importantes del viaje. Antes de decidir a qué ciudad, país iremos o qué ruta haremos debemos tener en cuenta la climatología del destino a dónde queremos ir. Consultar las temperaturas el destino y ver si es un lugar caluroso o bien hace demasiado frío. El bebé se puede llegar a sentir muy incómodo en un destino con temperaturas muy altas, además de provocarle deshidratación. Si en el destino hace calor, es recomendable tener aire acondicionado en alojamiento y transporte, así como evitar exponer al bebé en las horas de más sol y darle agua o pecho (en el caso que haga lactancia exclusiva) más a menudo.


Para decidir el lugar para viajar en familia, aparte de mirar las temperaturas, puedes leer estos consejos para escoger destino viajando con un bebé.

Vacunas

Según nuestro criterio, siempre hemos viajado con nuestra bebé (hasta los dos años de vida) a lugares donde no había que ponerle más vacunas que las obligatorias en España. Los especialistas dicen (y les hacemos caso) que hay que evitar exponer a los bebés (y a nosotros mismos) a riesgos innecesarios de enfermedades. Así que si tenemos en mente viajar a un país donde creemos que nuestro bebé puede necesitar alguna vacuna, lo mejor es concertar cita con nuestro centro más próximo de Vacunación Internacional y que nos asesoren bien antes de decidir nuestro destino.

Viajar con un seguro de viaje

Escojas el destino que escojas, siempre hay que viajar con un seguro de viaje que cubra cualquier accidente o enfermedad que pueda ocurrir. Para evitar posibles accidentes o situaciones de salud no deseables, lo más recomendable es llevar un seguro de viaje que cubra cualquier destino. Nosotros te aconsejamos siempre contratarlo con Iati Seguros, que dispone además de un seguro específico para las familias. Si lo contratas a través de nuestro enlace, obtendrás un 5% de descuento.


¿Cómo llevar a nuestro/a bebé cuando viajamos?

Si no estamos seguros si llevar cochecito o mochila portabebés, en primer lugar debes pensar cómo te sientes más cómodo llevándolo actualmente. Debemos valorar los kg que pesa nuestro/a pequeño/a y cómo es el destino que visitaremos. ¿Se trata de una ciudad con calles planas? Quizás la opción más cómoda sea llevar al bebé en cochecito. ¿Se trata de un destino rural y nos gusta hacer algunas excursiones por la montaña? Entonces la mochila portabebés será lo más adecuado. Es posible que también se puedan combinar ambas cosas, cochecito y mochila, así que tú mismo/a puedes valorarlo.


Qué llevar en el equipaje del bebé

Lo más básico cuando viajamos con nuestro bebé, aparte de la ropa, va a ser los pañales, toallitas y cambiador. Como vamos a necesitarlos siempre, nuestra recomendación se basa en el tipo de viaje que hagas:
- Viaje corto (hasta 10 días): aconsejamos llevar todos los pañales y toallitas que necesite el bebé en el equipaje (normalmente en una maleta de equipaje de mano caben), así no perderás tiempo buscándolos en destino.
- Viaje largo (de más de 10 días): aconsejamos llevar los pañales necesarios para los trayectos y comprar más en el destino cuando llegues. Así no deberás cargar con todos y no te ocupará mucho espacio. Aunque debemos tener en cuenta destinos en los que no sea fácil encontrarlos para evitar sorpresas.

Comida del bebé

Es uno de los temas que más preocupan a muchos padres a la hora de viajar, pero que creemos que es de fácil solución:
- Si el bebé hace lactancia exclusiva: como la madre lleva incorporada la comida encima, no hay de qué preocuparse. Cuando el bebé tiene hambre, puede comer siempre que quiera.
- El bebé ya come sólidos: Para trayectos de avión, bus, etc. podemos echar mano de los potitos de frutas y verduras que venden en el supermercado (como están precintados, no hay que preocuparse de si se echan a perder). Cuando estamos en el destino, si disponemos de cocina (apartamento, etc) lo ideal es cocinar nosotros mismos, por ejemplo con la Babycook (que cuece y tritura la comida). En el caso que salgamos a comer en restaurantes, para evitar deshidratación y dierras, nuestro bebé no debe comer ensalada, hay que pelar siempre la fruta que coma y debe beber siempre agua embotellada.


Viajar al ritmo del bebé

A la hora de viajar con un bebé hay que tener en cuenta que debemos adaptarnos a su ritmo y necesidades (comidas, sueño, etc) y que el viaje debe ser lo más placentero posible para todos. Así que olvídate de hacerte un planning de visitas como cuando viajabas sin bebé porque eso ya es prehistoria. Nuestra recomendación es que tengas una idea de lo que quieres hacer durante el día, pero que puedas improvisar y tengas la suficiente flexibilidad para adaptarte al ritmo de tu bebé. Sin agobios, ni prisas. Vas a hacer menos cosas que antes, visitarás menos lugares que antes, pero lo ideal es que lo hagas sin acabar agotado/a por ir con un bebé y hacer este viaje te compense, que estamos seguros de que sí.


viernes, 8 de junio de 2018

Los murales de Belfast, Irlanda del Norte


La principal razón por la que escogimos Belfast (Irlanda del Norte) como destino fue para ver los sus murales, una de las mejores maneras de conocer la historia. Aquí una breve explicación del reciente conflicto de Irlanda del Norte: por un lado estaban los republicanos y nacionalistas irlandeses (principalmente católicos) y por otro lealistas y unionistas británicos (principalmente protestantes). Lo que comenzó como una reivindicación de derechos civiles se convirtió en un conflicto armado que costó 3.651 vidas entre 1966 y el año 2000. Sin embargo, a pesar de la deposición de las armas a partir del proceso de paz del Viernes Santo (1998), la violencia continúa después de esta fecha, aunque en contadas ocasiones y en pequeña escala.


Los murales de Belfast de uno y otro sector son el testimonio que nos recuerda que no queda tan lejos (temporalmente hablando). En super mayoría son un homenaje a los combatientes, otros hacen referencia explícita a la lucha armada. También los hay que recuerdan otros conflictos políticos.



A continuación, explicamos cuáles son los dos barrios más representativos del conflicto y donde se encuentran la mayoría de murales de Belfast. Puedes verlos siguiendo esta ruta marcada en el mapa:


Barrio de Falls y de Shankill

Los barrios de Falls (el barrio católico) y el de Shankill (el barrio protestante), fueron los lugares de Belfast donde se vivió más intensamente el conflicto de Irlanda del Norte. De hecho, el origen de este conflicto fue en la ciudad de Derry, lugar del que también hablaremos. Aunque si quieres conocer esta historia reciente con más detalle aquí puedes leer sobre el conflicto de Irlanda del Norte.

EN la zona oeste de la ciudada viven los católicos, que tienen por objetivo que Irlanda del Norte se una con la República de Irlanda. Falls Road es una de sus calles más famosos. Por otra parte, en la zona de Shankill Road viven los protestantes, que quieren continuar perteneciendo al Reino Unido.

Barrio de Falls

Estos son algunos de los lugares más simbólicos que se pueden ver en este barrio:

- Peace line (linea de la Paz)

Es irónico que un muro que separa el barrio católico y el protestante sea hoy en día llamado la línea de la Paz, ya que fue uno de los puntos calientes del conflicto y hubo verdaderos batallas civiles en los años 60, hasta alcanzar el punto de que muchos católicos que vivían allí acabaron abandonando sus casas. Actualmente no se percibe ninguna muestra de peligro, pero por lo que hemos leído y nos han dicho, como el conflicto no está cerrado, en cualquier momento puede haber algún altercado y por ello sigue habiendo las vallas y el alambre.


- International Wall

Entre la calle Falls Road y las siguientes calles encontramos una treintena de murales relacionados con el conflicto, como el conocido "I have a dream" de Martin Luther King. Hay otros de simbólicos, como el de Nelson Mandela con el puño en alto, o empatizando con los movimientos independentistas de Palestina, Cataluña o Euskadi.




- Garden of Remembrance

En el mismo Falls Road encontramos un memorial con un jardín dedicado a los voluntarios que murieron del lado de los católicos durante el conflicto. No es el único memorial, multitud de rincones en el barrio lo recuerdan a cada paso, al igual que hay dibujadas las caras de las víctimas (básicamente jóvenes) en las fachadas de muchas casas.


- Mural de Bobby Sands

Es uno de los murales más simbólicos del barrio que se encuentra muy cerca de "Garden of Remembrace". Bobby Sands fue un conocido activista del IRA que después de muchos años de lucha, finalmente murió de una huelga de hambre en 1984. Acompañando la imagen de su rostro hay un texto que sentencia: "Nuestra venganza será la sonrisa de nuestros niños ".


El mural de Bobby Sands queda en el límite del barrio católico, así que una vez cruzado el famoso "Muro de la Paz", un muro de gran longitud con alambre en su parte superior, te adentras de lleno en el barrio protestante.


La avenida Shankill

Llegados al lado protestante encontramos la avenida Shankill, con un ambiente comercial muy diferente a lo que había en la zona católica, más residencial. En esta avenida Se encuentra la mayoria de murales más representativos, dado que en 1993 justo ahí hubo un atentado del IRA.







Belfast dividida, los muros de "la Paz"

Como hemos comentado anteriormente, más de 100 muros de "la Paz" dividen aún hoy barrios protestantes y católicos de la capital de Irlanda del Norte. Algunos hacen solo unos cientos de metros, el más largo, 5 km. Si se pusieran uno al lado del otro sumarían 35 km de muro.



El primer muro se construyó en 1969, con el inicio del período más violento del conflicto de Irlanda del Norte y en el año 1998 todavía se levantó alguno, a pesar del acuerdo de paz de Viernes Santo. Aunque hay un plan para destruirlos antes de 2023, según una encuesta realizada en 2012, dos de cada tres ciudadanos de estos barrios consideraban que aún eran necesarios.



La sensación de pasear por el borde de estos muros, más que de paz, es de estar dentro de una gran prisión. La sensación de ver una ciudad dividida en pleno siglo XXI es sobrecogedora.


Para nosotros, ver los murales de Belfast , junto con los muros que todavía existen que marcan el reciente conflicto de Irlanda del Norte, fue el motivo principal para visitar la ciudad. Nos gusta conocer la historia y creemos que es necesario ver con tus propios ojos lugares que quizás no son tanto "bonitos" como pueden ser monumentos, museos o restaurantes, pero que son la huella de un pasado que no se puede obviar y que debe estar presente. Durante el recorrido que hicimos vimos imágenes duras en los murales y memoriales de mucha gente que murió en este conflicto, tanto de un lado como del otro, y debemos decir que nos hizo reflexionar. debió ser muy duro vivir en estos barrios durante los años de mayor intensidad del conflicto. En un viaje a Belfast, te recomendamos ver al menos los principales murales para empaparte de su historia. Seguro que no te dejarán indiferente.


Información útil para el viajero


¿Es seguro visitar estos barrios?
No hay ningún problema para entrar en estos barrios para ver los murales de Belfast. No tendrás ninguna sensación de peligro. La única recomendación que te hacen desde la Oficina de Turismo de Belfast es que cuando los visites seas respetuoso y no hagas fotos a la gente. Piensa que muchos de los que viven allí seguramente han vivido el conflicto de cerca y no les debe gustar que unos turistas estén haciendo fotos en su casa. Y por supuesto, se deben respetar los murales y no entrar en propiedades privadas.

¿Cómo visitar los barrios de Falls y Shankill?
Básicamente, existen dos opciones:

1) Contratar un black cab, un taxi de color negro que te llevan por los dos barrios y te enseñan los lugares más importantes, ya que el chofer también hace de guía.

2) Caminando por libre por los dos barrios, que es lo que hicimos nosotros, ya que nos apetecía ir a nuestro ritmo y respirar un poco el ambiente de cada barrio pudiendo estar el tiempo que quisiéramos (sin que nos tengan que esperar) . Así que, a pesar de que estuvimos caminando durante aproximadamente unas 4-5 horas y terminamos un poco cansados, nos encantó hacerlo así.

¿Qué te ha parecido?Deja tu comentario
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

miércoles, 16 de mayo de 2018

Qué ver en Santo Domingo, República Dominicana


La que fue la primera ciudad fundada por los europeos en suelo americano, Santo Domingo, es famosa por tener el casco antiguo colonial más bonito de República Dominicana. Tanto es así, que en 1990 la ciudad antigua fue designada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Pasear por sus calles es pisar historia a cada paso. Se trata de una de las ciudades de referencia del continente americano, allí encontramos la catedral más antigua de América, la primera casa construida en piedra, la primera Audiencia Real...


Si viajas a República Dominicana, te recomendamos tomarte un par de días para recorrer la capital del país. Aquí te contamos qué lugares ver en Santo Domingo:

Parque Colón

Es la antigua Plaza Mayor de Santo Domingo, inaugurada en 1506. Se reconoce porque hay una estatua dedicada a Cristóbal Colón justo en medio de la plaza. Es un lugar tranquilo en pleno casco antiguo, lugar de encuentro de mucha gente y también un buen lugar para pasar el rato tomando un café en una de sus terrazas y ver el ambiente. Se trata de la plaza más importante de la ciudad colonial, y por ello alrededor de ella hay multitud de edificios de la época, tan importantes como la catedral o el Ayuntamiento.



Catedral de Santo Domingo

Justo a un lateral del Parque Colón, se puede decir que es el edificio más importante del casco antiguo colonial de Santo Domingo. Ostenta el título de ser la primera catedral que se construyó en América y en el 1546 fue declarada la primera catedral del Nuevo Mundo por el Papa Pablo III. Una placa informativa en su interior indica que allí se encuentran los restos del almirante Cristóbal Colón, aunque no está probado que sean las auténticas.



El Ayuntamiento

En el otro lateral del Parque Colón está el actual Ayuntamiento, una torre con un reloj que mide 29 metros de altura y que se ve desde lejos. Se reconoce por su reloj y por ser un edificio de estilo neoclásico que antiguamente fue el Palacio Consistorial de Santo Domingo. Un lugar muy representativo de la ciudad.


Calle de las Damas

Del año 1502, se considera la primera calle mas antigua de Santo Domingo. Se llamó así porque en esta calle vivieron las damas del cortejo de María de Toledo, mujer de Diego Colón (hijo de Cristóbal Colón).



Panteón de la Patria

En medio de la calle de las Damas, el Panteón de la Patria fue una antigua iglesia jesuita que más tarde se convirtió en el lugar para conmemorar a los héroes nacionales, como por ejemplo Santana, el primer presidente de la República. Dentro del panteón siempre hay un soldado guardando la llama eterna, un fuego simbólico que todo el mundo fotografía cuando lo visita.


Torre del Homenaje

Se trata de una atalaya que en 1503, se utilizaba como lugar de vigilancia para poder ver cuando llegaban los asaltantes, aunque unos años después se utilizó de prisión.


Museo de las Casas Reales

Se trata de uno de los museos de la historia de América más importante del continente americano y es ideal para conocer los detalles de la historia de la isla desde 1492 hasta 1821, año en que se independizó de España. Ante este museo hay uno de los relojes de sol de piedra más antiguos de América.



Alcázar (casa) de Diego Colón

En un lateral de la gran Plaza de España se encuentra el Alcázar de Diego Colón, hijo de Cristóbal Colón, virrey y primer gobernador. La familia y sus descendientes vivieron allí hasta el 1577, y más adelante se convirtió en un museo que contiene mobiliario de la época.



Casa del Cordón

Se dice que es la primera casa de piedra construida de América, y data del año 1502. Se encuentra en la calle de Isabel la Católica y tiene este nombre porque en toda la fachada se puede ver el relieve de un cordón hecho en piedra como, alrededor de la puerta principal. Curiosamente, hoy en día es el Banco Popular Dominicano.


Convento e iglesia de los Dominicos

El Convento de los Dominicos, fundado en 1510, fue el primero de la orden que se instaló en América y los estudios de Cátedra de Teología que se realizaban fueron los más importantes. De hecho fue la primera Universidad de América. Por otra parte, la iglesia de los Dominicos, justo al lado del convento, está considerada la más antigua de América que hoy en día aun e conserva en pie.



Terminamos el paseo por el casco antiguo de Santo Domingo, una zona imprescindible y la más importante de la ciudad. Pero aún queda por explorar mucho República Dominicana, sus playas, sus parques naturales...¡ y también conocer su gastronomía!

¿Qué te ha parecido?Deja tu comentario
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

 
Contenidos de Quaderns de bitàcola (Enric Vilagrosa i Celia López) | Tecnología Blogger | Plantilla original de Wordpress Theme y Free Blogger Templates | Diseño adaptado por Quaderns de bitàcola
cookie solution