jueves, 17 de enero de 2019

Tendencias: destinos para viajar en el 2019


¿Quieres preparar una escapada original? Quieres empezar a preparar las vacaciones de verano y te faltan ideas? Quieres descubrir un lugar diferente? En este artículo te proponemos 8 destinos que se deben considerar para este 2019. Hay para todos los gustos, duración y presupuestos. ¿Cuál será el tuyo?

1) Matera (Italia)

La localidad italiana de Matera, situada en la región de Basilicata, en el sur de Italia y con poco más de 60.000 habitantes, ha sido elegida la Capital Europea de la Cultura 2019. Un título que también tiene ha obtenido la ciudad búlgara de Plovdiv, ya que se concede cada año a dos localidades de los Estados miembros.

Es conocida por "Città dei Sassi" (ciudad de piedra), ya que se caracteriza por ser tener homogeneidad de construcción en sus edificios hechos con piedra y un color marrón claro que hace de esta ciudad una delicia para la vista. Sus calles empedradas y las grandes ventanas y puertas de las casas, junto con el ambiente tranquilo hace que un paseo nos transporte a una Italia hace años.


2) Islandia

Con increíbles paisajes de sueño, es el destino de moda. Se trata de un viaje a la naturaleza en estado puro. ¿A quién no le gusta ver géiseres, auroras boreales, cascadas gigantes o darse un baño en aguas termales rodeado de nieve en invierno? Además, se pueden encontrar vuelos baratos a Reykjavik, su capital. Para nosotros, la mejor manera de viajar por Islandia es en furgoneta, ya que te permite mucha flexibilidad a la hora de hacer la ruta, llevamos la casa encima y también podemos cocinar. Si te interesa el tema, puedes leer nuestro artículo Viajar en furgoneta por Islandia.


3) Sri Lanka

Sri Lanka es uno de los destinos top de este 2019. Dos semanas es tiempo más que suficiente para hacer la ruta completa para el país: empezando por el sur visitando la ciudad colonial de Galle, las playas (Mirissa, Unawatuna ... entre otros) y el parque de Yala. La zona montañosa del país, donde están las plantaciones de té en Ella y Nuwara Eliya y Kandy, la antigua capital del país. Si viajas a finales de julio o principios de agosto te recomendamos coincidir en Kandy con el Esala Perahera, el festival más importante del país donde, durante diez días, todas las noches salen a desfilar elefantes engalanados y bailarines con tambores en honor a la diente de buda, una reliquia muy apreciada por los budistas.

La ruta continúa ruta hacia el norte en el llamado triángulo cultural: Polonnaruwa, Dambulla y Anuradhapura las ciudades más antiguas de Sri Lanka, donde encontramos templos, budas y lugares sagrados. No te puedes perder una de las 8 maravillas del mundo antiguo: Sigiriya, donde hay una gran roca desde donde hay unas vistas increíbles.


4) Maldivas

¿Siempre has querido ir al paraíso? Las Maldivas están más cerca que nunca. Te proponemos que tu viaje por Sri Lanka el culminar con una semana de relax en las paradisíacas Islas Maldivas, donde nadarás en aguas cristalinas de color turquesa. Si antes hacer un viaje a este pequeño país era prohibitivo por su precio, desde hace unos pocos años es más accesible, ya que puedes volar en compañía low cost desde la India o Sri Lanka y también se puede encontrar alojamiento más económico que los lujosos resortes, puedes alojarte en una guesthouse (casas particulares) por el módico precio de 60-80 € noche / hab doble. No está mal, ¿verdad?


5) China

China es posiblemente uno de los países asiáticos más grandes y con más diversidad de lugares para visitar. Aprovechando que se pueden encontrar vuelos económicos a Beijing (se pueden encontrar por menos de 400€ teniendo flexibilidad de fechas), te proponemos una ruta de un viaje de 15 días por China. En esta ruta incluimos las ciudades de Beijing (donde está la Ciudad Prohibida y muy cerca la Gran Muralla china), Xi'an (los guerreros de terracota), la cosmopolita Shangai, para acabar en el sur del país, visitando Guilin y Yangshuo , china más rural. Si tienes pensado hacer un viaje a China, también puedes leer nuestro artículo 25 consejos para viajar a China.


6) Corea del Sur

Es un destino asiático alternativa a Japón, con cultura, historia y más económica y con bastante menos turismo que el país nipón. No te puedes perder los palacios reales de Seúl, donde podrás ver a muchos visitantes vestidos con el típico hanbok, el traje tradicional coreano que nos gustó tanto. En tu viaje, también te recomendamos visitar Yandong, una villa tradicional coreana, donde se puede ver cómo es la vida rural.


7) Costa oeste USA

Volar en la costa oeste de USA a unos precios asequibles es posible desde 2017, gracias a compañías como Level y Norwegian, las low cost de trayectos largos en América del Norte. Se pueden encontrar vuelos a San Francisco o Los Ángeles por precios irrisorios como 300 i/v, aunque debes tener flexibilidad de fechas a la hora de hacer la reserva. ¡Esta es una buena ocasión para hacer aquel road trip por Los Ángeles, Las Vegas y San Francisco que hace tiempo que deseas hacer!


8) Irán

Unos precios atractivos de vuelos para viajar a Irán (por alrededor de 250-300 € / v, haciendo escala en Estambul) durante los últimos años han hecho llegar más visitantes en el país. Por esta razón, es más que probable que en los próximos años crezca el turismo y también sus precios. Por esta razón es momento de ir antes de que se convierta en un destino más masificado de turismo y pierda su esencia. El país que ha sido siempre visto por ojos occidentales como el "Eje del mal" (nada más lejos de la realidad) es uno de los destinos con más atractivos que podemos encontrar: Irán es la cuna de una de las civilizaciones más antiguas -la persa-, lugar de paso de la mítica Ruta de la Seda, sede de las emblemáticas Persépolis y Isfahán ... pero sobre todo es en la amabilidad y hospitalidad de su gente donde encontramos su gran tesoro (Irán es uno de los países donde se practica más "couchsurfing"). Si quieres más información, puedes leer los artículos del blog sobre Irán.


Y para tí, ¿cuál es el del 2019?


¿Qué te ha parecido? Deja tu comentario
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

sábado, 5 de enero de 2019

10 propósitos viajeros para el 2019


Se acaba el 2018 y empieza el 2019. Como cada enero por estas fechas, es un buen momento de plantearnos algunos propósitos viajeros que nos gustaría hacer realidad este año. Mirando atrás, nos damos cuenta que hemos podido cumplir muchos del propósitos viajeros para el 2018 que teníamos previstos:

- Hacer un viaje de relax: en República Dominicana y en la isla de Pulau Kapas, en Malasia.
- Visitar algún lugar curioso que haya sido abandonado: los restos de la iglesia del convento de Santa Maria don Carmo, en Lisboa (sufrió un terremoto), miles de bunkers repartidos por todo Albania…
- Tener contacto con la naturaleza (y los animales): En el Parque Natural de Semenggoh en Borneo, donde vimos orangutanes en libertad. Y durante todo nuestro viaje a Islandia, donde la naturaleza es la principal protagonista; allí también vimos focas, caballos y multitutd de ovejas.
- Ir a un destino de playa: A República Dominicana, donde estuvimos en varias playas muy diferentes y a las de la isla Pulau Kapas en Malasia.
- Ir a un destino de frío (y si puede ser, ¡con nieve!): indudablemente, este destino ha sido Islandia.
- Descubrir rincones cercanos: l'Ametlla del Vallès, Girona, Besalú, Banyoles…
- Seguir teniendo contacto con la gente local: es nuestro lema cuando viajamos, la auténtica manera de conocer un lugar.
- Cuidar la salud: en nuestros viajes andamos a menudo cada día e intentamos comer bien, teniendo en cuenta la dieta.

Este nuevo año 2019 hemos querido plantearnos unos nuevos pequeños retos en cuanto a nuestros viajes (algunos propósitos anteriores los seguiremos cumpliendo). Estos son nuestros 10 propósitos viajeros para el 2019:

1. Slow travel

Viajar de una manera más relajada para disfrutar de la realidad que te rodea y conocer con más detalle el lugar donde vas. Muchas veces el hecho de querer ver el máximo de cosas en un tiempo limitado no nos deja ver más allá de los típicos monumentos. El "Slow travel" es una manera de viajar relajada donde cada cual decide lo que más le apetece hacer en cada momento, sin planear mucho anteriormente.

El tranquilo lago Orhid, en la ciudad que lleva el mismo nombre (Macedonia)

2. Redescubrir rincones de tu propia ciudad

¿Verdad que paseando por tu ciudad en algún momento has descubierto una joya arquitectónica o una plaza con encanto que no conocías? Si en tu caso vives en un pueblo y ya te lo conoces todo, te recomendamos que vayas a tu ciudad más cercana y hagas el ejercicio de pasear por alguna zona que hace tiempo no ibas. Seguro que te llevas alguna sorpresa agradable.

Una de las entradas de la Plaza de Sant Felip Neri, en Barcelona

3. Viajar ligeros de equipaje


Es fácil decirlo, ¿pero hacerlo? Somos capaces en un viaje de diez días de no meter a la maleta los "por si acaso"? Todas aquellas cosas que creemos imprescindibles pero que cuando volvemos a casa nos damos cuenta que no hemos utilizado o que no nos hemos puesto (en el caso de la ropa y el calzado). ¿Nos hemos planteado si son realmente necesarias? Tendríamos que hacer la maleta o mochila pensando de manera práctica. De hecho, cualquier cosa que necesitamos en caso de urgencia normalmente la podremos comprar en el destino. En este artículo sobre Cómo hacer el equipaje de mano y no morir en el intento damos algunos trucos para conseguir meter todo en la mochila/maleta.

Equipaje de mano


4. Desconectar

¿Tu día a día no te permite parar el ritmo y necesitas alejarte para coger aire fresco y respirar para cargar pilas? Viajar es el mejor antídoto. Pero no hay que irse muy lejos para desconectar de todo y sentir que desaceleras el pie del gas. Con tan solo que estés unos días en la montaña en contacto con la naturaleza o en un pequeño pueblecito es fácil conseguirlo.

Relax en una playa de Pulau Kapas, Malasia


5. Dejarnos sorprender por destinos poco turísticos

Mirar en la guía qué lugares son de interés para visitar es útil, pero no hace falta que tengas un plan estricto para hacer cada día que te encuentras en el destino. Déjate llevar por la sorpresa de descubrirlo por tí mismo. A veces meterte por calles adyacentes del centro neurálgico se pueden encontrar lugares muy interesantes, como un buen restaurante local, una plaza tranquila o bien coincidir con algún acontecimiento. Si no pruebas de salir de los lugares más conocidos, estas cosas te las pierdes.

Dos monjos ens obren les portes al monestir Visoki Dechani de Kosovo


6. Profundiza en la cultura local a través de la gente

Visitar los iconos más famosos de un país o hacer fotos de monumentos está muy bien pero profundizar sobre la cultura y la forma de vida del lugar es lo que realmente enriquece el viaje. Por eso nos gusta conocer y conversar la gente local. Queremos saber de sus historias, que nos expliquen como viven, como es su día a día.

Comida en casa de una familia en pequeño pueblo de kang de 3000 años, al norte de Irán

7. Tener contacto con la naturaleza y los animales

Repetimos propósito del año anterior porque creemos que es importante ir de vez en cuando a la montaña, ver el verde, respirar aire puro y que nuestra hija conozca el medio ambiente y vea cómo viven los animales en su propio hábitat. Un propósito que creemos imprescindible para todas las familias. En la selva de Borneo (Malasia) o en los parajes espectaculares de Taiwán disfrutamos mucho de la naturaleza.

Vistas de la costa de Green Island, Taiwán


8. Lleva a cabo aquel reto/sueño que tienes pendiente

Hacer el camino de Santiago, un treking por Nepal, bajar un río en kayak o echarte en paracaídas. ¿Alguna idea o sueño más que siempre hayas querido cumplir? ¡Hazlo!

Quizás este artículo sobre 25 cosas para hacer en algunos de los lugares más espectaculares del mundo te puede dar algunas ideas.

Sueño viajero hecho realidad: Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas (Perú)

9. Disfruta de una puesta de sol en un lugar increíble

Nos encantan las puestas de sol. De hecho somos cazadores de puestas de sol. Allí donde vamos intentamos un día u otro estar en el momento y el lugar adecuado para ver este espectáculo visual. Son imágenes que se quedan grabadas en la retina. ¿Qué mejor que una puesta de sol en un lugar mágico?

Padre e hija disfrutando del baño y la puesta de sol en Pulau Kapas, Malasia

10. Haz turismo de proximidad

No siempre hay que ir a la otra punta del mundo para encontrar un paisaje espectacular o un rincón con encanto. Cada viaje puede ser un nuevo descubrimiento. Queremos conocer nuevos lugares cercanos donde nunca hemos estado, ¡que son muchos!

En Besalú con Jordi, Su y su hijo Ibai, del blog www.enrutapress.com


Por un año lleno de viajes, ¡Que tengáis un feliz 2019 viajero!

¿Qué te ha parecido? Deja tu comentario
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

domingo, 23 de diciembre de 2018

Momentos viajeros del 2018


Si el pasado año 2017 tuvimos la gran suerte de poder viajar a varios países nuevos para nosotros y repetir algún que otro lugar donde ya habíamos estado en pareja (como Beijing o Londres), este 2018 hemos hecho realidad algún que otro sueño viajero que nos hacía mucha ilusión, como disfrutar de las auroras boreales en Islandia o ver de cerca orangutanes en libertad en Malasia. América, Europa y Asia (de nuevo) han sido nuestros continentes de este año, y hemos conocido países que no son precisamente muy turísticos pero que nos han sorprendido muy gratamente. Seguimos viajando en familia y compartiendo en el blog nuestra experiencia. Este año nuestra pequeña Ivet ha cumplido los 3 años e hicimos un pequeño resumen de su vida viajera. Un recuerdo que creemos que le gustará ver y leer cuando sea más grande.

¡A continuación hemos realizado un resumen viajero de este 2018!

Febrero: República Dominicana

El primer viaje del año 2018 nuestra pequeña pisó aguas caribeñas -y por supuesto nosotros- junto con nuestros amigos Xavi y Txell (del blog Estem de Vacances). Hicimos un recorrido por República Dominicana: nos bañamos en playas paradisíacas en las Galeras, nos relajamos en la tranquila Isla Saona, nos acercamos en una barca para ver ballenas y disfrutamos de las visitas imprescindibles en Santo Domingo.

Playa Canto de la Playa, isla Saona (República Dominicana)

Marzo-Abril: Macedonia, Kosovo y Albania

En Semana Santa hicimos una ruta por los Balcanes. Kosovo nos sorprendió por su legado patrimonial de monasterios y la facilidad de ir en todas partes con transporte público. Albania fue una gran sorpresa: miles de antiguos bunkers han quedado esparcidos por toda la geografía del país y forman parte del paisaje, siendo una curiosidad nada desdeñable. De Macedonia quizá destacaríamos Orhid, uno de los lugares más bonitos del país, donde pasamos tres días de relax alrededor del lago que lleva el mismo nombre, rodeado de monasterios.

Monasterio en el lago Ohrid, Macedonia

Saltando delante del monumento Newborn, en Pristina (Kosovo)

Búnquer en un parque urbano de Tirana, Albania

Abril: Irlanda del Norte y Dublín

Los muros de división y la gran cantidad de murales de la ciudad de Belfast con dibujos de gente luchando y con armas que muestran el reciente conflicto de Irlanda norteño. También hicimos la ruta del Titanic en Belfast, el famoso barco más grande y lujoso de la época que se hundió a principios del s.xx. Bajamos a la misma dársena donde se construyó el gran barco, ¡Un enorme agujero que bien podría ser un campo de fútbol de un equipo de primera división! También salimos de la ciudad e hicimos ruta por el famoso paseo de árboles “Dark Hedges”, la famosa Calzada del Gigante y su curiosa leyenda y Carrick-a-Rede, un puente colgante en unas rocas encima del mar que hace vértigo atravesar. Disfrutamos de muy buen tiempo (una cosa insólita en este paraje) y la historia y los paisajes fueron la guinda del país que nos dejó con la miel en los labios para querer volver de nuevo muy pronto.

Graffiti de Bobby Sands, en Belfast (Irlanda del Norte)

La curiosa formación rocosa de la Calzada del Gigante

Mayo: Nápoles y Pompeya

Nunca habíamos estado en Nápoles y en la famosa Pompeya, una ciudad de la que siempre habíamos oído su terrible historia. Pudimos disfrutar del caótico centro histórico de Nápoles, sus galerías subterráneas, y sus vistas al volcán Vesubio y probamos todas las pizzas que pudo nuestro estómago. El calor de la impetuosa de Pompeya (a pesar de que era el mes de junio) nos obligó a buscar la sombra, a pesar de que Ivet prefería jugar a saltar por encima de las piedras centenarias de las calles de la antigua ciudad romana. También visitamos la cercanas y antiguas ciudades romanas de Herculano y la ciudad griega de Paestum.

Calle del centro de Nápoles (Italia)

Una de las calles principales de la antigua ciudad romana de Pompeya, cerca de Nápoles

Junio-Julio: Malasia, Brunéi y Singapur

Malasia, Brunéi y Singapur fue la ruta escogida para pasar tres semanas en verano. Por fin cumplimos un sueño de hace tiempo que creemos que Ivet ha disfrutado mucho: ¡Hemos visto orangutanes en libertad en la selva del Borneo malayo! También hemos asistido al 72 aniversario del sultán de Brunéi y en 3 días hemos hecho las 10 visitas imprescindibles para conocer Brunei. Hemos disfrutado de las mejores visitas y experiencias que ofrece Singapur, donde también hemos hecho la original ruta de los graffitis por el barrio de Little India, nos hemos relajado en la tranquila isla Pulau Kapas de Malasia, y finalmente pasamos los últimos días de nuestro viaje por Asia en la capital malaya de Kuala Lumpur, ¡Donde celebramos el 3er aniversario de Ivet en lo alto de la KL Tower!

Semenggoh, el Centro de Recuperación de orangutanes en Kuching, Malasia

La mezquita de Omar Ali Saifuddien vista desde de la barca real en piedra, aenBandar Seri Begawan, Brunéi

Skyline de Singapur

Marina Bay, Singapur

Octubre: Islandia

Otro sueño hecho realidad: ver auroras boreales viajando en furgoneta por Islandia. Para nosotros ha sido la primera experiencia recorriendo un país en furgoneta, con la casa a cuestas. ¡Y nos ha encantado! Hemos visto sus increíbles paisajes, dormido bajo un cielo lleno de estrellas y hemos despertado en parajes espectaculares. Esta vez éramos 5 viajando en vez de una familia de 3, ya que hemos tenido la grata compañía de Cris y Carles (del blog Wetravel.cat).

Impresionante aurora boreal en Islandia

Momentos en la nuestra furgoneta-casa en Islandia

Septiembre: Niza y Principado de Mónaco

Es la primera vez que pisamos Costa de Azul (Côte de Azur) y visitamos Niza (Francia) y el pequeño Principado de Mónaco. Disfrutamos de la playa en Antibol y también visitamos las cercanas poblaciones de Menton y Grass y la cinematográficamente famosa ciudad de Cannes. Niza nos pareció bonita y monumental, con una gran zona peatonal muy agradable. No tiene nada a envidiar a otras grandes urbes francesas. Mónaco la visitamos, en primer lugar, por la curiosidad de estar en un pequeño país que ha sabido ser el centro de atención gracias al juego (el Casino de Montecarlo) y el ocio (el circuito de Fórmula 1) y que se ha convertido en un destino para famosos y visitantes de alto estatus. Si te interesa qué ver en Mónaco en un día, puedes leer nuestro post.

Mirador en la playa de Niza

Vistas del puerto del Principado de Mónaco

Diciembre: Lisboa

Después de 15 años de haber visitado Lisboa (Portugal) hemos vuelto a una de nuestras ciudades europeas favoritas. A pesar de que es una ciudad turística, Lisboa siempre nos ha transmitido relax, a la vez que nos encanta porque es una ciudad culturalmente muy interesante y donde se come muy bien. De hecho es un lugar donde no nos importaría vivir una temporada. Sus tranvías al estilo antiguo, tiendas de una época, puestos de castañas a cada esquina y callejones donde parece que se haya parado el tiempo nos han hecho pasar ratos muy agradables.


Tranvía en una calle principal de Lisboa, Portugal

Aunque aun no ha acabado el año y todavía tenemos un viaje guardado en la manga, podemos decir que este año hemos practicado -en general- el "slow travel" en familia, una manera de viajar de la que hablamos en esta entrevista del Diari Ara y que cada vez practicamos más. Tener flexibilidad, poder improvisar y disfrutar de los destinos sin sentirnos obligados a visitar los Top 10 que aparecen a las guías de viajes nos hace sentirnos más libres. Así que, ¡Esperamos un 2019 con muchos viajes y mucha salud para todos!

Artículos relacionados:

3 años en familia, 3 años de viajes
Momentos viajeros del 2017
Dos años en familia, dos años de viajes
Momentos viajeros del 2016
Un año en familia, un año de viajes
Momentos viajeros del 2015
Momentos viajeros del 2014
Momentos viajeros del 2013
Los mejores momentos del 2012

¿Qué te ha parecido? Deja tu comentario
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

miércoles, 12 de diciembre de 2018

10 + 1 cosas para ver y hacer en Singapur en tres días


Con casi 6 millones de habitantes, Singapur es una ciudad ciudad-estado muy particular, con su propia identidad. Su nombre, “Singha Pura” proviene del sánscrito y significa "ciudad de los leones" y bien podemos decir que tiene muchas de las calidades de este felino: es una ciudad vibrante y en constante cambio, y por otro lado es ordenada, limpia y moderna, muy alejada del cliché que tienen muchos países del sudeste asiático. Es uno de los países asiáticos más occidentalitzados que existen.


Después de tener un primer contacto con Singapur durante nuestra vuelta en el mundo, siete años después la hemos visitado en familia, y tenemos que reconocer que si ya nos parecía una ciudad bastante atractiva, ¡esta vez todavía más! Hemos descubierto barrios que no habíamos visto antes, hemos conocido nuevas atracciones (turísticas y no tan turísticas) y la hemos disfrutado de día y de noche.

A pesar de que Singapur es una ciudad de unas dimensiones no muy grandes, su oferta turística es muy amplia, así que elegir qué ver y hacer en la ciudad no es una tarea fácil. Generalmente suele ser una parada de 2 o 3 días para el visitante, que aprovecha su escala hacia otros países de Asia, como pueden ser Tailandia, Malasia o Indonesia.

La parte moderna de los rascacielos de Marina Bay Sands contrasta con los barrios de Chinatown o Little India, donde hay una fusión cultural que nos apasiona. Para nosotros es el encanto de esta ciudad. Otro gran atractivo son las compras y la oferta gastronómica (Singapur cuenta con restaurantes de Estrella Michelin de primer orden a un precio local), ¡que es deliciosa!


Si estás pensando visitar esta ciudad, a continuación te explicamos 10 + 1 cosas para ver y hacer en en Singapuren 3 días:

1 - Dar una vuelta por el barrio de Little India

Ir a este barrio es como hacer un viaje a la India. Los templos hindúes, calles con olor a incienso, a flores de las ofrendas, a curry... Las tiendas donde venden ropa para hacer vestidos al más puro estilo indio, los mercados, los restaurantes. ¡Lo único que falta para ser la India es ver vacas por la calle! Si no fuera porque todo el barrio es limpio y pulcro creeríamos talmente que estamos en la India.

Si paseas por Serangoon Road, la principal calle de este barrio, no puedes dejar de visitar el famoso templo hindú de Sri Veeramakaliamman, donde se respira un ambiente de fe religiosa muy impactante. Por toda zona también hay muchas tiendas y restaurantes de comida india donde uno puede pasar el día. Incluso está el centro comercial “Mustafa Centre”, donde se pueden encontrar toda variedad de productos indios. El ambiente del mercado nocturno que hay en este barrio vale mucho la pena para palpar la vida local, recomendamos mucho visitarlo por la noche, al igual que dar una vuelta por las calles donde están los originales graffitis de Little India. Un imperdible en Singapur.


2 - Empaparse del barrio de Chinatown

El Chinatown es uno de los barrios con más encanto de Singapur. Templos y mercados al más puro estilo chino, tiendas antiguas con medicinas chinas, restaurantes y gastronomía deliciosa...Perdersee por sus calles es uno de los nuestro hobbies preferidos.


Smith St y Temple St son la arteria principal del barrio. Allí encontrarás el increíble Budda Tooth Relic Templo, donde se pueden encontrar miles de budes en miniatura. Si tu visita coincide a la hora de comida, puedes aprovechar para ir al Hawker Food Centro de Maxwell Road, justo delante el templo, donde hay buena comida y ecónomica. Dentro del Chinatown, curiosamente también se encuentra el Sri Mariamman Templo, el templo hindú más antiguo de Singapur.


Durante los últimos años, el barrio de Chinatown se ha puesto de moda entre la gente joven y ahora es un lugar muy chic para salir pr la noche en la ciudad, donde ir a tomar una copa en alguno de sus locales. También hay restaurantes y locales en Neil Road, Keong Saik Road o Club Street, con mucho ambiente durante los fines de semana.


3- Pasear por Marina Bay

Marina Bay es seguramente una de las zonas con un skyline de 360º más increíbles que hemos visto nunca. Se trata del lugar más moderno de la ciudad, donde rascacielos de oficinas y hoteles compiten para ser el más alto, moderno y fotogénico.
Aquí se encuentra el famoso y lujoso Hotel Marina Bay Sands, con su enorme complejo que es una micro-ciudad en sí misma, lleno de tiendas, restaurantes, discotecas, el Casino y la famosa piscina Infinity desde donde hay una espectaculares vistas de Marina Bay. Un lugar donde puedes pasar un día entero y todavía te faltará tiempo.



4- Disfrutar del Gardens By the Bay, tanto de día como de noche

Muy cerca de Marina Bay se encuentra Gardens by the Bay (justo detrás del Hotel Marina Bay Sands). Se trata de un parco botánico enorme que a primera vista puede parecer el escenario de la película Avatar, por su estilo futurista que no deja indiferente a nadie.

Lo más impresionante son unas enormes estructuras de acero al aire libre con forma de árboles que pueden ver desde bien lejos debido a su gran tamaño, situados entre jardines con varias plantas autóctonas y al lado del lago. Estas grandes estructuras tienen energía sostenible, ya que recogen el agua de la lluvia y con ésta crean energia para iluminarse de noche. Cada día, sobre las 20h los árboles se iluminan y tiene lugar un espectáculo de luces y sonido gratuito. Recomendamos llevar algún tipo de manta para colocar en el suelo para estirarte y ver más cómodamente el espectáculo. A nosotros nos gustó tanto, que al día siguiente decidimos volver a verlo.



El parque tiene 2 zonas: la primera, la zona de los árboles enormes, abierta al público y de acceso gratuito. La segunda es la zona del invernadero y el OCBC Skyway, una pasarela en lo alto que une varios árboles enormes por donde se puede pasear. Para acceder a esta última zona, se tiene que pagar entrada.

5 - Tomar una copa en Clark Quay

La zona de Clark Quay, junto al río, es un lugar tranquilo y agradable de la ciudad. Se encuentra lleno de terrazas, restaurantes, tiendas, locales de moda y discotecas. A pesar de que suele ser una zona algo más cara que alguno de los barrios citados anteriormente, vale la pena dar una vuelta y tomar algo en alguno de sus bares o terrazas.


6 - Ver como saca agua para boca el Merlion, el pez-león icono de Singapur

El Merlion el icono de Singapur. Representada como una criatura mítica con cabeza de león y cuerpo de pez. Este símbolo es utilizado para representar absolutamente todo lo relacionado con la ciudad de Singapur: acontecimientos deportivos, publicidad, marcas y se puede ver su imagen en cualquier objeto en las tiendas de suvenirs.

Se trata de una escultura de color blanco que se encuentra de cara a la bahía (justamente ante el Hotel Marina Bay Sands), y que echa agua por su boca de león. Todo el mundo se quiere fotografiar delante del Merlion y no es de extrañar que se formen largas colas para hacer la famosa foto. Desde su ubicación hay unas vistas espectaculares de Marina Bay y sus rascacielos.


7 - Comer en un Hawker food

Como hemos comentado al inicio del artículo, Singapur está lleno de restaurantes y locales que ofrecen una gastronomía deliciosa. Uno de los imprescindibles en todo viaje a la ciudad es probar la comida de calle, muy buena y económica. Estos locales no se encuentran a pie de calle, sino que se concentran en centros. A menudo se encuentran en un piso alto de un edificio y cada local ofrece su especialidad. Alrededor de este localeshay mesas y sillas y cada cual puede decidir donde sentarse. Allí podrás comer barato, escoger variedad de platos y ver el ambiente local del día a día, una experiencia que no te puedes perder en Singapur.


8- Tomar un Singapore Sling en el histórico Raffles Hotel

El colonial Raffles Hotel es un lugar mítico de Singapur, un símbolo de la historia de la ciudad. Se trata de un hotel de lujo de estilo colonial del año 1887. Con suites de lujo, muchos famosos que se han alojado en él.

Si como nosotros, no te puedes permitir el lujo de alojarte en una de sus lujosas suites, puedes disfrutar de la visita al edificio y tomarte un Singapore Sling en el Long Bar del hotel, un famoso cocktail que ofrecen desde hace más de cien años.


9 - Ir de compras a Orchard Street

Si te gusta hacer compras de ropa y productos de marca este es tu lugar. Orchard Street es una de las calles más conocidas de Singapur para ese objetivo. Puedes pasar horas y horas en sus centros comerciales, tiendas, restaurantes, hoteles, etc. Algunos centros comerciales son tan grandes que pueden parecer mega-ciudades; no es de extrañar que muchas salidas de metro sean directamente en el interior de alguno de estos centros que, por otro lado, son el lugar perfecto con aire acondicionado para mucha gente que quiere huir un rato del calor asfixiante que suele hacer en las calles de Singapur.


10- Pasear por el Mercado de Bugis Street

El Mercado de Bugis Street (en la zona de Bugis), es el más grande y popular de Singapur. Bugis es una zona comercial que siempre se encuentra llena de gente y con mucho de ambiente. Hay multitud de tiendas, puestos de comida, cafés, ropa, zapatos, juguetes, etc. a precios muy económicos.

10+1- Pasar el día en la Isla de Sentosa

La isla de Sentosa es una isla artificial al sur de Singapur que es el destino de ocio de fin de semana de los habitantes de la ciudad. Allí se puede ir a la playa, hay una gran variedad de parques temáticos, un acuario, campo de golf, tiendas y restaurantes. Nosotros no lo hemos visitado todavía porque hemos priorizado pasear por la ciudad, pero mucha gente nos lo ha recomendado y nos ha asegurado que es una muy buena opción de ocio.



A pesar de que nosotros estuvimos 4 días en Singapur, consideramos que todavía nos quedaron cosas por ver. No hace falta que digamos que en esta ciudad no nos aburrimos nunca, ¡Así que ya tenemos la excusa para hacer un próximo viaje en Singapur!

¿Qué te ha parecido? Deja tu comentario
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

 
Contenidos de Quaderns de bitàcola (Enric Vilagrosa i Celia López) | Tecnología Blogger | Plantilla original de Wordpress Theme y Free Blogger Templates | Diseño adaptado por Quaderns de bitàcola
cookie solution